Santulan: sustentabilidad y bienestar entre los viñedos de México

0

Santulan en el Valle de Guadalupe

Después de un colorido trayecto entre caminos rurales, nos encontramos repentinamente frente a Santulan. Es una grata sorpresa encontrar esta estructura moderna de líneas limpias, mezclándose con el paisaje del Valle, entre viñedos y montañas.

Salgo del automóvil y me quedo algunos segundos observando el edificio con curiosidad. Santulan colinda con los terrenos del Grupo La Villa del Valle. Pienso que ambos, cada uno son su propio estilo, ofrecen un toque interesante al horizonte.

Lokesh y Crystal llegan para ayudarnos y me sacan de mis pensamientos. Son los fundadores del lugar. Él es indio y ella, estadounidense. Se conocieron hace aproximadamente veinte años estudiando en Pensilvania, y Santulan, este bed & breakfast en el Valle de Guadalupe, es su bebé.

¿Por qué han decidido crear Santulan?

Lokesh responde: “Hace algunos años vinimos de viaje a la región. Fue realmente amor a primera vista. En aquel momento no encontramos un hospedaje que realmente nos convenciera, ¡así que decidimos crear un lugar que fuera nuestro sitio ideal para dormir en el Valle de Guadalupe.

La construcción ya estaba en marcha cuando Lokesh asistió a una presentación del joven arquitecto Santos Bolívar en el restaurante Malva. “¡Fue una revelación instantánea! Me di cuenta que era él quien tenía que hacer el proyecto. A partir de ese momento todo fluyó de forma muy natural.”

hotel santulan mexico
El bed and breakfast Santulan. Photo Karla Acosta

Un proyecto sustentable

Siguiéndolos a través del edificio, descubro la obra monumental que se esconde detrás de las puertas. Absolutamente todo está impregnado con el espíritu de sustentabilidad.

Hay que saber que, en el mundo de turismo, los términos ecológico y sustentable se usan meramente como estrategia de marketing sin ningún fundamento real y esto ha hecho que me vuelva desconfiada con los años.

Ser sostenible no es fácil y, francamente, es bastante limitante en muchos aspectos. No es casualidad que los inicios de Santulan se remontan al 2015, y es hasta el verano de 2019, ¡cuatro años después!, que estará en pleno funcionamiento. Quienes deciden lanzarse en la aventura de la sustentabilidad lo hacen por convicción, y es muy importante reconocer su esfuerzo.

Siguiendo nuestro camino encontramos un huerto orgánico de permacultura que produce diferentes vegetales de temporada, mismos que son utilizados para el desayuno. Aquí se procura usar la menor cantidad de agua posible y los químicos son reemplazados por repelentes naturales de insectos, como el ajo y la canela.

Todos los jardines acogen variedades locales: cactus, por supuesto, árboles frutales y arbustos como naranja, lavanda y romero.

cactus mexico
El jardin de cactus de Santulan. Photo Karla Acosta

Los techos verdes permiten recuperar el agua de la lluvia y reutilizarla para regar los diferentes espacios verdes. El agua de la cocina, duchas, lavabos y lavandería, pasa por un proceso de purificación con ozono y plantas acuáticas, esto para formar el espejo triangular de agua refrescante y regar las viñas.

… Las viñas?

Sí, dicen apuntando unas pequeñas plantas que cubren gran parte del terreno, nuestro viñedo “Sitar” producirá nebbiolo, sangiovese, petit syrah y tempranillo. Por el momento no estamos produciendo vino, pero ya lo haremos.

Absolutamente todo se ha hecho a mano: las puertas, la mesa del comedor, los ladrillos, las cortinas, incluso las fundas de las almohadas están hechas con el sari de la madre de Lokesh y fueron cosidas por la madre de Crystal.

… Los ladrillos también?

Crystal recuerda sonriendo: ¡Sí! Cada ladrillo, uno a uno, ha sido hecho a mano con la tierra que hemos sacado del sitio. Cada bloque fue pasado por una máquina artesanal para ser moldeado y prensado. ¡El proceso ha sido más largo de lo que pensamos, pero estamos muy satisfechos con el resultado!

Las habitaciones

Continuamos el paseo hacia una de las ocho habitaciones; parece demasiado minimalista a primera vista, pero esconde gratas sorpresas, como el techo de vidrio que cubre la ducha y permite ver las estrellas por la noche, o los enormes ventanales que se abren completamente para acceder al balcón y ampliar la habitación.

baño hotel mexico
El baño de Santulan. Photo Karla Acosta

Meditación y Yoga

Lokesh y Crystal nos guían a través de un estrecho pasillo de color gris, al final del cual se erige un triángulo de madera de apariencia futurista, que en realidad es la puerta de una sala esférica.

hotel santulan arquitectura
La arquitectura moderna de Santulan. Se puede ver el domo de meditación en el fondo. Foto Karla Acosta

Me explican: Santulan significa equilibrio en hindi. No solo intentamos ofrecer equilibrio con el medio ambiente, sino también crear un espíritu de armonía general para nuestros huéspedes que vienen a beber vino, descansar y convivir; por esto ofrecemos sesiones de meditación y yoga, para que la experiencia sea mucho más completa y profunda.

Y aquí estamos, en el domo geodésico que ofrece las condiciones ideales para practicar meditación: una profunda paz, piso con calefacción, luz natural y una hermosa vista de los alrededores.

¿Meditar en el Valle de Guadalupe? Es difícil imaginar un entorno más propicio para la relajación.

Es el día siguiente y me reúno temprano con Crystal para mi primera experiencia de meditación.

Estamos todos sentados en círculo dentro del domo. Cerramos los ojos. Ella guía los primeros minutos con una voz suave para después dejar que cada uno siga el camino de su propia meditación.

Me concentro en mi respiración para evitar pensar en mi trabajo, pero en mi cabeza empieza a surgir una plétora de preguntas: ¿Es mi respiración demasiado corta? ¿Es normal respirar tanto por la boca? ¿Será que los demás respiran como yo? ¿Respirar bien se aprende o es algo instintivo?

No conozco gran cosa sobre meditación, pero estoy segura de que tantas preguntas me han desviado de mi propósito.

Me reacomodo en el cojín y, finalmente, logro liberar mi mente de pensamientos lo mejor que puedo.

No sé si me quedé dormida, pero, al abrir de nuevo los ojos después de solo quince minutos, me siento me renovada, ¡me sorprendo a mí misma!

meditación méxico
Meditación en el domo geodésico con Crystal en Santulan. Foto Karla Acosta

Después de un rico desayuno casero en la sala común en compañía de Armando, gerente y co-artífice del lugar, y de dos parejas de amigos que han venido a relajarse y disfrutar de los viñedos, llega la hora de tomar de nuevo la carretera.

Demasiado pronto, sin duda, pues aún sigo bajo los efectos relajantes de la meditación. Con gusto me quedaría más tiempo a disfrutar de la chimenea, comiendo otro de los deliciosos panecillos con cereales y frutos secos.

Todas las fotos sont propiedad intelectual de Karla Acosta

Santulan

¿Viajas al Valle de Guadalupe? Te recomiendo leer también

Valle de Guadalupe: Vena Cava, un imprescindible de la ruta del vino de México

Santulan: sustentabilidad y bienestar entre los viñedos de México
5 (100%) 2 votes

Leave A Reply